domingo, 5 de agosto de 2007

Nguënéchén Poyekechi

1 comentario:

Vittorio dijo...

Tal vez lo que más me gusta de Santiago sean sus atardeceres color tomate. Muy buena foto :)