miércoles, 21 de noviembre de 2007

El dinero no se puede comer

No. Parece que definitivamente no puedo callar. No puedo detenerme.
Marx decía que la religión era el opio del pueblo. La vocacion de este vocalista me hace pensar que depende. Se rompe la piedra de la pasividad. Se despierta la conciencia con las problematicas actuales del siglo XXI.
Y Cuidado con Mammon: el idolo del dinero

2 comentarios:

Fernando Arancibia Collao dijo...

Conozco curas con pelo largo... pero nunca había visto uno con una guitarra eléctrica.

Saludos!

Clemente dijo...

Si, Benjamin. Sigue tu blog, es de los pocos blogs que visito que en realidad tienen algo minimo de contenido!

Wen tema, viejo!