lunes, 29 de septiembre de 2008

El otro Rey: Rey del Amor


Rodeado de tu inmensa Gloria vendrás a mostrar la nueva riqueza de tu Reino Señor
Cuestionando tal concepto frente a los ojos de la humanidad entera:
Palacios de tabla, baldosas de barro. Mármol de cartón y diamantes de madera.
Príncipe del pan amasado, conocedor del superocho y del calugón Pelayo
De la micro de madrugada y de la gotera nocturna.
De la mesa coja, y de los invernales calcetines mojados.
Rey de los humildes, Rey de la vida, Rey del Amor.
Rey de la tabla, Rey de los niños, Rey del Amor

Quien diría que el Altísimo y Santísimo Señor de las Alturas Celestiales y Eternas
Bajó para ponerse sus sandalias sagradas y pintar en la piel de los más excluidos
Su más fiel autorretrato hiperrealista.

Quien diría que el Infinito Respetable y Majestuoso Creador Eterno
Conversó con prostitutas, comió pescado y no tuvo donde apoyar la cabeza.
Conoce los pies con barro, el raspado de la olla y el beso materno de buenas noches.
Único Dios que se hizo hombre.
Dios con ojos, pelo, ombligo y talones. Con tierra en las manos, sudor, saliva y lagrimas.

Dios que descendió para ascender, pero tomado amistosamente de la mano de toda la humanidad, formando una fila única donde todos los últimos de la tierra serán los primeros en el Cielo.

La ultima señora que esperó horas y horas el transporte público.
El último niño que no invitaron al cumpleaños.
La última adolescente a quien molestaron en la escuela
El último caballero sin atención medica

Por eso el otro Rey causa escándalo para los primeros de la tierra.

Por enseñar el abecedario por la zeta
Y Por derribar autoritariamente las mesas de la injusticia.
Y así ser a muerte condenado
Por escribir “Dios Amor y Libertad” en la frente del esclavo.

2 comentarios:

Sofi dijo...

Que lindo... no se, me gustó mucho. Quizás poruqe habla muy claramente del Cristo en el que creo... =)
El dibujo es tuyo??

Siglos que no hablamos pos Benja!! A ver como lo hacemos pa ganarle al horario... un abrazo grande pa ti!

Benjamin Araya dijo...

¿Como no va a ser lindo hablar del calugon pelayo, de la micro y de los calcetines en una oración religiosa?

Jesús de cierta forma hizo eso...y ya sabemos como reaccionaron las autoridades.