sábado, 10 de mayo de 2008

La pildora del noveno mes después

Existe una píldora terriblemente abortiva que se reparte gratuitamente en la calle y que a diferenta de la del día después, empieza a abortar al niño nueve meses después de gestado. El problema es que no muchos la toman en cuenta. Quizás porque no son propiamente los farmacéuticos las que las entregan. La entrega quien paga sueldos miserables a su trabajador garantizando un indigno porvenir al hijo recién nacido de éste. La entrega la publicidad que dice que estas primero tú y después tu empresa, después tu familia, tu casa, tus autos, tu seguridad, tus vacaciones, tu entretención, y para que solo después pienses si haces actos de beneficencia con las migajas de dinero que sobren. La entrega la universidad que no paga mas que el mínimo al personal de aseo, donde se encuentra la madre de un futuro hijo que está por nacer. Ese niño inocente sufrirá el aborto lento y denigrante de un sistema económico. Ahí se repartió la píldora de los nueve meses después. Mediante una educación consistente en vivir para el éxito individual, mantener el status social, ganar dinero para mantener solo a tu familia y aspirar a la mayor elite posible se reparten obligatoriamente cajas completas de píldoras abortivas entre los más desposeídos. Mediante creer que basta con defender solo a los niños que están dentro del útero se deja afuera a los que nueve meses después, ya nacidos se preguntan: Los que maravillosamente me defendieron el derecho a nacer cuando estuvo adentro del útero, ¿defienden también que tenga una vida digna fuera de éste, con mi familia mal remunerada? Ahí actúa la píldora de los nueve meses después, de aborto lento, de mediaguas húmedas y de madre soltera y mal pagada por su jefe.

Entonces comprendemos que la maravillosa obra de los valientes hombres y mujeres que defienden a los inocentes niños que no pueden hablar desde el útero no se completa si no luchamos contra la píldora, pero contra la píldora de la terrible brecha socioeconómica que aborta a los pobres una vez que salen del útero: invisible y de repartición diaria.

8 comentarios:

Hommo Leo dijo...

La derecha conservadora es la que, a pesar de criticar el aborto, aborta a miles de niños y hasta adultos en vida, al explotar con sueldos miseros a los obreros de esta nacion llamada "shile".

Si tanto defienden la vida de un espermio y un ovulo que todavia no se unen, que apadrinen a todos los niños no deseados...

saludos, muy bueno post y visita mi blog!

Asakura dijo...

Notable tu texto Benjamín. ¡Cuántas veces se nos pasa desapercibido esto! Mucho se dice de proteger la vida del que está por nacer. Muchos rasgan vestiduras por esto, y está bien que lo hagan... pero la vida no termina en el alumbramiento... ¡La vida "de verdad" recién empieza ahí! Y es necesario protegerla. Porque el niño de 5 o 10 años... no tiene voz, sigue siendo muy vulnerable... no puede batallar sólo contra el mundo.

Linkearé la entrada a mi grupo de facebook, si no hay inconvenientes, claro.

Saludos!

Benjamin Araya dijo...

Fernando
Razòn tienes en lo que dices, y gracias por comentarlo.

Me acuerdo cuando fui al centro a una maifestaciòn contraria a la pildora del dia despuès, donde me puse a pensar esto. Habia un caballero que estaba botado en el camino pegado a la Catedral, mientras todos nos manifestabamos "a favor de la vida" ahì en la plaza cerca de la catedral. Ahì me vino una pequeña crisis donde dije...chuta ¿que pensarà este señor desde el suelo mientras ve a todos estos catolicos manifestandose a favor de la vida mientras èl vive asì? ¿se pondra feliz? ¿le darà rabia? ¿nos creerà o no?.. Es un tema cuatico. Si defiendes un salario que hace pasar hambre al personal de aseo de tu empresa ¿estas a favor de la vida?

Amigo Fdo, Para mi es un honor que lo linkèes este texto, incluso mas que pedirme permiso, yo te deberìa pedir por favor.
Usa como si fuera tuyo.

Muchas gracias Hommo leo y Fdo

Sofi dijo...

Benja, que buen texto... da justo en el clavo, en el punto exacto.
Como leí alguna vez en algún lado: por qué ahora el término "proteger la vida", "derecho a la vida", "la vida humana es sagrada" nos suena inmediatamente a temas de aborto y píldora del día después? No es que diga que defender la vida del que está x nacer esté mal (de hecho, lo encuentro muy importante), pero qué sentido tiene defender tanto esta vida antes de que nazca al mundo, pero una vez en el mundo, dejarla olvidada?

Dejo mi saludo =)... y una vez más Benja, gracias x todo. Un abrazo!

Pâmela Maenchen dijo...

hola....
yo hablo un poco espanol...
gracias por su comentario....

voy a buscar lo q diciste...

abrazos de Brasil...

Javilina dijo...

excelente!
somos un país tan hipócrita, preocuándonos extremadamente de la vida prenatal... pero y qué pasa después con esos niños que tanto defendimos? acaso alguien se preocupa por ellos? acaso les aseguramos bienestar?
naaaada
no les aseguramos nada
la ley de la selva del neoliberalismo
eso les ofrecemos

un abrazo!

Chile Liberal dijo...

Absurdo. Dar trabajo no es cuestión de beneficencia.

¿Eres tú de quienes creen que Jesús fue comunista?

Asakura dijo...

Benja, me acordé de este texto tuyo, y hoy me interpreta mucho en lo que he estado pensando ultimamente. Pondré mis conclusiones en otra entrada, para que las puedas ver. Debo decir que mi pensamiento evoluciona muy rápido. Hoy no pienso lo mismo que hace dos meses.
Muchos saludos!
PD: Antes escribíamos más.